JAQUE (DES)OBEDIENCIA

big_404428_6282_3_IMG_3228

Xavier Delanoue

Andrès Jaque es un arquitecto español nacido Madrid en 1971 que concibe la arquitectura «como una actividad política y no ideológica».[1]

Después de las intervenciones precedentes de Ai Weiwei, SANA y Jeff Wall, Andrès Jaque ha sido escogido por la Fundación Mies Van der Rohe para realizar una instalación en el Pabellón de Barcelona. La instalación intitulada PHANTOM. Mies as Rendered Society muestra al público todos los objetos que sirven para el mantenimiento del pabellón que normalmente el público no ve: «The pavilion is a two stories battle ground where two notions of the politics confront. The foundational politics on the upper floor, the contingent in the basement».[2]

Más que la forma de la intervención, este artículo trata de la transcripción hecha por los medios. En concreto, cómo los medios de comunicación presentan a Andrés Jaque como un arquitecto «desobediente» apoyándose en diferentes textos: Mies domesticado[3], El valor de lo infraordinario[4], Los secretos del pabellón[5] y El Mies van der Rohe, patas arriba[6].

PHANTOM. Mies as Rendered Society se sitúa en la continuidad de la intervención de Jeff Wall titulada Odradek donde el artista expone sobre grandes formatos las fotografías de los empleados de limpieza del Pabellón. Odradek, PHANTOM, y el filme Koolhaas houselife abordan el mismo tema: exponen al público la vida escondida de un edificio mediático. Detrás de los flashes, de la mediatización, ¿cuál es la realidad de un edificio? Así pues, el trabajo de Jaque no es nuevo. La única diferencia radica es que, en su caso, en lugar de exponer las personas, expone los objetos. No sabemos si en ese desvelamiento [la intervención de Wall] está el origen de Phantom, la instalación de Jaque, que comparte con Wall su intención de hacer visibles los esfuerzos (y pequeñas guerras) destinados a servirnos un Mies listo para el consumo, la diferencia no se encuentra entre ambas intervenciones sino en la mediatización de los dos personajes. Después del proyecto IKEA Disobedients, Jaque tomó el estatus de «arquitecto desobediente». Así su instalación para los medios de comunicación adquiere un valor diferente a la de Wall. Jaque, como arquitecto desobediente, viene para blasfemar en la obra mayor de la arquitectura moderna.

En el artículo El valor de lo infraordinario, el autor vuelve sobre la diferencia de PHANTOM respecto a las intervenciones precedentes (sin mencionar la de Jeff Wall). A su parecer, la intervención de Jaque es como una multitud de historias contadas a los visitantes que interrogan la noción de Perec de «lo infraordinario». Esta exposición de objetos ordinarios se hace para romper esta imagen de pabellón perfecto / intocable y se opone al «rendered society». Además, en el artículo Mies domesticado, la intervención de Jaque es descrita como una enfermedad que viene para invadir el pabellón. Todos los objetos de mantenimientos salen del bajo suelo para invadir el espacio.

La descripción de la puesta en escena de la entrevista es casi dramática, Jaque es descrito como un arquitecto voluntario atacando al micrófono y exponiendo su teoría a los periodistas: «El arquitecto se sitúa de espaldas al agua y ataca el micrófono. En su posición, una inversión especular de la estatua de Georg Kolbe, tapa el compresor que ha quedado dispuesto encima del estanque. Esta suerte de ‘tableaux’ vivant compuesto por autor, obra y marco en un plano fijo queda reforzado por la simetría de las líneas de perspectiva de suelo y techo». Al contrario de las intervenciones precedentes que conservaban el pabellón en su estado de “reliquia”, la intervención de Jaque es una «blasfemia» que nos recuerda el carácter polémico de Mies.

En El valor de lo infraordinario, más que una crítica, el autor valoriza al personaje de Jaque:  «Aparentemente, podría parecer una instalación superficial o sin mucho sentido, un intento de politizar lo impolitizable o un exceso de alarde de la ‘desobediencia’ en la que Jaque enfatiza su trabajo desde hace un tiempo. Pero también podemos ver que esa acumulación de objetos obsoletos, y la exploración de los límites entre arquitectura y arte que menciona Miquel Adrià en su nota de la instalación, dan como resultado una historia coherente».

La cita precedente está dividida en dos: la primera parte critica al trabajo de Jaque y a su intención de politizar lo impolitizable pero es anulada por la segunda parte que considera que el trabajo es coherente y que valida, pues, al personaje. Hay que esperar la conclusión del artículo para que el autor empieza a criticar esta intervención y no solamente a repetir el discurso de Jaque: «Al leer el enunciado de la intervención, da la sensación de que se hace un uso excesivo de terminología política que se pierde en frases hechas y que alejan al visitante del mensaje claro y contundente, inherente en cada momento de la intervención. Un mensaje que no tiene necesidad de ser grandilocuente para volverse importante y que se logra comunicar con sencillez al ir descubriendo cada objeto, cada historia oculta: la sociedad la conformamos todos, y las tramas de estas relaciones sociales son las que dan sentido a la arquitectura».

Para el autor del texto, el discurso concuerda con la forma de la intervención, hay una diferencia entre una intención política y un trabajo más sensible de valorización de objetos escondidos. La «desobediencia» de Jaque esta finalmente solamente en su discurso y la utiliza para promoverse. Al reverse Renzo Piano nos introduce en «la desobediencia del arquitecto», otra noción de la desobediencia que la de Jaque. Para Jaque, la desobediencia es literal: hay que transgredir las reglas.

Por ejemplo para IKEA Disobedients, se opone a seguir las reglas de montajes de los muebles Ikea. Para Piano, la desobediencia es el único modo de ejercer el trabajo de arquitecto. Es una atención y una vigilancia en cada día, que se manifiestan por un respeto del paisaje, de las costumbres y de las tradiciones de cada país que permite reinventar sin cesar formas nuevas. Ambos arquitectos son muy mediáticos y a partir de la misma noción utilizan a dos técnicas diferentes de comunicación. Pero Piano tiene finalmente una visión más humanista y un verdadero pensamiento, asocia a la desobediencia otras palabras como la curiosidad. Para Jaque la desobediencia es asociada la comunicación.

Los textos precedentes vienen de fuentes diversas pero provienen todos de medios reconocidos. Los secretos del pabellón y El Mies van der Rohe, patas arriba  son textos muy similares en sus contenidos como en sus formas. Sin embargo ambos textos se dirigen a un público muy diferente. El primero se dirige a un público más especializado de arquitecto mientras que el segundo, publicado en El País se dirige al gran público. Deberíamos encontrar una gran diferencia en el contenido de estos textos. Después de la lectura del texto del país, percibimos la exposición, su contexto, y nos da ganas de ir para hacernos nuestra propia opinión. En cuanto al primer texto, es una descripción de la instalación sin crítica. Una parte del texto describe la instalación mientras que la otra describe al personaje de Jaque.

Mediante la utilización repetitiva del mismo discurso, Jaque consigue hacer generalizar a estos medios de comunicación su estatus de «arquitecto desobediente». Así estos textos aislados no nos enseñan más cosas que lo que podemos encontrar en el sitio web del arquitecto. Es preciso leer una decena de textos para poder crear lazos y detectar la crítica escondida detrás de una gentileza falsa. Así, la paradoja que introduce Jaque es ser un arquitecto desobediente que se apoya sobre lo que rechaza.

 


Anuncios
4 comentarios
  1. fer dijo:

    me gusto el blog…….como algunos vemos mas facebook….tendran algun link?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: