CULTURAL CAPITALISM

pub-ico-aravena

Jordi Barri

Cuando la ayuda social a nivel arquitectónico se pervierte y usa como plataforma para la notoriedad  de los arquitectos .

ELEMENTAL CHILE

Alejandro Aravena, fue nombrado en 2009 como uno de los 20 fresh heroes de la revista MONOCLE.

Fue nombrado por su colaboración en el proyecto Elemental que tenia como premisa la siguente.

El gobierno chileno nos consultó para resolver la siguiente ecuación :

El asentamiento de 100 familias en Quinta Monroy , en los mismos 5000m2, que han ocupado ilegalmente durante los ultimos 30 años, que está en el centro de Iquique ,una ciudad en el desierto chileno.

Deberíamos cuestionarnos ya esta primera premisa: ¿es lo más idóneo recolocar a estas personas en el mismo sitio que estaban ocupando ilegalmente ?; ¿no hay otras alternativas para esa población ?; ¿no hay un estudio urbanístico detrás que permita entender si otra operación seria más conveniente para establecer un asentamiento para 100 familias?

Elemental es en sí un ejercicio del que podríamos sacar aproximaciones interesantes a nivel teórico arquitectónico y social , pero a su vez es también un fiasco a nivel de confort, entrega y control posterior . Así  también  como el desconocimiento del estudio urbanístico que deja a Quinta Monroy, un lugar poco accesible , desatado del conjunto urbano y por consiguiente un lugar informal , tal y como era anteriormente a la intervención.

Alejandro Aravena saltó a la palestra de la escena arquitectónica con el Proyecto Elemental, altamente publicado y publicitado.

Tal y como explicitaba Slavoj Zizek en First as tragedy , then as farce:  “ you buy redemption for being only a consumer ”. Como consumidores, necesitamos tener cierta conciencia tranquila al comprar productos de compañías multinacionales que se implantan a lo largo del globo siguiendo las reglas del capitalismo más salvaje pero disfrazadas de una pátina de solidaridad que disminuye nuestra animadversión hacia la adquisición de sus productos, puesto que estos se nos venden como catalizadores de procesos productivos sostenibles tanto social como ecológicos.

Lo mismo sucede en el caso de los arquitectos.

El arquitecto estrella sometido a las reglas capitalistas, esclavo de las exigencias del mercado y de sus clientes, implanta a lo largo del globo su marca, sello, en forma de edificios descontextualizados, prostituyendo la arquitectura. Ese arquitecto vendido al capital  es actualmente mal visto por la sociedad, y más en tiempos como los actuales en que la frivolidad económica se penaliza.

Surgen entonces, los arquitectos sociales. Como esos productos disfrazados de pátina social pero con el mismo trasfondo.

Es el caso de Alejandro Aravena en Elemental. Se nos vende un producto arquitectónico como si fuera catalizador de sistemas arquitectónicos válidos para múltiples contextos. Utilizando los mismos métodos que los arquitectos estrella, súbditos del poder económico, los arquitectos estrella sociales, expanden por el globo su sello, su marca, al igual, en pro de una notoriedad personal. Son marketing de sí mismos pero bajo el manto de un servicio social.

Un ejemplo de ello es el uso de los sistemas de diseño de Elemental para otros contextos . En el fondo es lo mismo que Gehry y sus Guggenheim style projects pero en versión social de bajo presupuesto.

El concepto de colaboración o solidaridad arquitectónica tiene diferentes matices.

En el caso de Brad Pitt, es obvio que no necesita notoriedad y tampoco es arquitecto por lo que su proyección personal no está en ese campo. Revisando su web, es de hecho mas interesante de lo que en un principio puede parecer y en todo caso puede reprocharse cierto distanciamiento respecto a un planeamiento global de una situación de reestructuración de un barrio como en el de Nueva Orleans después del huracán Katrina. Aunque son bien intencionados los intentos de colaboración con amigos personales arquitectos como Frank Gehry , el resultado puede aparecer como un sinfín de prototipos arquitectónicos de estética dudosa , colocados en parcelas como objetos desconexos, desunidos de un planeamiento ordenador superior promovido por una colaboración publico-privada mucho más estrecha.

Otro de los casos de arquitectura social es el del colectivo inteligencias colectivas,.

En este ejemplo de colaboración arquitectónica con una comunidad de bajos recursos económicos, los arquitectos ponen en escena la presentación de su proyecto a través de un video en el que aparecen los usuarios agradeciendo la intervención .

De hecho, a nivel estético tiene cierto grado de humillación puesto que la impresión es la de que  el arquitecto civilizado ayuda al indígena a hacer las cosas bien. Si bien es cierto que puede aparecer como unas intervenciones arquitectónicas que resuelven ciertos problemas, en ningún caso se trata de un proceso arquitectónico basado en una investigación sistemática. Son resolución de problemas puntuales: sería como acupuntura arquitectónica social resolutiva con una estética más sutil que la que podrían realizar los mismos usuarios . Si bien puede ser vendido como una ayuda a mejorar la calidad de vida de estas personas, no puede pretenderse venderse como un referente de arquitectura.

En el lado opuesto encontramos a Shigeru Ban , que responde a una investigación arquitectónica tanto de sistemas como de materialidad.

La aproximación que Shigeru Ban realiza para los proyectos de emergencia están basados en una rigurosidad del entendimiento de la arquitectura, des sus estructuras, y del material que emplea mayoritariamente como el cartón o bambú.

Esta aproximación responde a una linea de investigación arquitectónica que le permite conocer perfectamente los elementos que usa y así adaptar esos elementos para dar respuestas a necesidades diferentes.

No se trata pues de dar una solución puntual a un problema puntual  a través de un objeto único, sino de establecer mecanismos, sistemas,soluciones constructivas que nos permitan después realizar el artefacto que dé respuesta a la necesidad y éste sea resultado de un sistema trasladable y aplicable a distintos usos.

Sólo el entendimiento de los procesos constructivos, así como el seguimiento de una linea de investigación en la que se sumerge, permite a Ban dar un paso adelante y podemos entender el binomio arquitectura-social en su máximo exponente . Puesto que por un lado da respuesta a una necesidad de emergencia o necesidad social  y por el otro una respuesta a los desafíos arquitectónicos siendo esta conexión  un referente para los arquitectos que pretendan adentrarse en lo social sin caer en las dinámicas de espectacularización sin una argumentación arquitectónica sólida que los sustente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: