TO GET THE JOB! (OR NOT)

affiche-amnesty-pekin-5

Xavier Delanoue

“ An attempt at making two previously incompatible systems – the market economy and the system of state control – compatible. The mediating agent between those two dogma or ideologies we have called corruption, the only agent that can bridge the contradiction”[1].

“The architect too, of course, is called upon to be part of that bridge.”[2]

China, Rusia, Kazajistán o Abu Dhabi viven transformaciones fulgurantes donde los regímenes acuden a arquitectos europeos de renombre internacional para responder a la demanda creciente de construcción.

Para los arquitectos, las apuestas son fuertes: deben conseguir adaptarse a condiciones extremas donde la temporalidad del proyecto, las maneras de trabajar están muy lejos de las de Europa. Además estos proyectos monumentales son una fuente de visibilidad y de dinero. Sobre todas las plataformas de publicación de arquitectura, estos proyectos dan los mayores titulares. Sus nombrescomo « Pyramid of Peace and reconciliation »[3]  evocan otra realidad. Para la mayoría, estas publicaciones son sólo las imágenes 3D que muestran el resultado del concurso. Vemos en escasas oportunidades sólo el proyecto terminado.

Trabajar para un régimen autoritario implica una cuestión ética importante a la cual los arquitectos deben hacer frente. Con el desarrollo de las herramientas de comunicación y la emergencia de nuevos países sobre la escena arquitectural esta cuestión es cada vez más importante. Así, ¿cómo deben los arquitectos situarse con relación a este fenómeno? ¿Deben responder a ” la estética del poder ” o deben sacar provecho de la mediatización para tratar de iniciar un cambio?

En 2002, el gobierno chino invitó a arquitectos del mundo entero para participar a un concurso de diseño, con el fin de establecer el diseño del futuro estadio olímpico. En abril de 2003, al final de un proceso estricto de apreciación y de un voto del público, el proyecto  de Herzog  y de Meuron en asociación con Ai Weiwei ha sido escogido como el mejor proyecto. El documental ” The Bird’s Nest  ” nos relata el proceso de concepción desde los primeros esquemas a la realización. Este documental observa en qué medida la cultura china influye sobre el modo de construir a arquitectos.

They think very differently of the way we do in West. Learning about that is a great experience. And it’s a personal experience where you discover your own limits. The situations are extreme, as the Chinese way to provoke until you can’t take anymore. They want to see how you react, if you are up for the job. They want to know if you can do it and if you want to.”[4]

Herzog y de Meuron ya tienen una experiencia de proyectos realizados en el Este, por diferentes proyectos que debían realizar en Rusia o a Abu Dhabi que fueron suspendidos por motivos atribuidos a diferencias culturales. ” The Bird’s Nest ” es un proyecto emblemático de los Juegos Olímpicos de Pekín y ha sido muy mediatizado. Para este proyecto los arquitectos suizos trataron de realizar un ” diseño democrático ” catalizador de cambio: « [the stadium] will change radically –transform- the society. »[5].

Este ” diseño democrático ” está en la base de la comunicación de Herzog & de Meuron y de las autoridades sobre el estadio. En las descripciones que podemos encontrar, el aspecto “igualitario” es fuertemente valorado: « It is a space which people can use in a way which is a shared democratic experience »[6]. Sin embargo detrás de esta imagen muy mediatizada del estadio se encuentra un deterioro de los humanos derechos: « Over all, the games are having a negative impact on humans rights. It has stunted the growth of civil society and civil organizations. »[7].

Para el Global Times, los símbolos del poder político o de la fuerza económica realizado por arquitectos extranjeros tal como ” Bird’s Nest  ” o la sede del CCTV de OMA son vinculados a la ausencia de una cultura arquitectural china. Según el artículo, ‘ la estética del poder ‘ consiste en la construcción de edificios desproporcionados con el fin de representar el poder de las autoridades. “La estética del tiempo” también es un factor abordado, haciendo referencia a los grandes empresarios que construyen complejos monumentales en un tiempo récord. La búsqueda de velocidad y de grandeza hizo la arquitectura un instrumento de propaganda y de marketing al servicio de los inversores.

¿Así sobre cuales criterios juzgar estas publicaciones / edificios: como una pieza de arte, una experimentación arquitectural, como la representación de un poder autoritario o como la marca de un cambio contra el régimen? Estas cuestiones son ambiguas y es difícil de tomar opinión con relación a estos temas. En ” Bird’s Nest “, Herzog & de Meuron son conscientes del papel que juegan. Con la ayuda de Ai Weiwei, consiguieron hacer un edificio emblemático de los Juegos Olímpicos más que del poder. Pero pudimos ver que este ” diseño democrático ” tiene sus límites y que detrás de este icono se esconde la represión.

La atracción del poder y de la “carta blanca ” es demasiado fuerte para ciertos arquitectos que sacan provecho de la situación para hacer experimentaciones arquitectónicas sin verdadero sentido. Numerosos Pritzker  van a China y no respetan los valores que están relacionados con este premio, que recompensa normalmente cuya obra da prueba de “durabilidad, de utilidad y de belleza”. Fuera de los edificios construidos en China por estos arquitectos son “efímeros, desproporcionado, y excesivos”.

Acabaré planteando una cuestión: ¿debemos aceptar trabajar para estos regímenes?  O, ¿hasta qué punto el arquitecto debe dar prueba de ético en china o en su práctica diaria? Quien de nosotros se formula esta pregunta verá  que es difícil de responder sin caer en el radicalismo.

To get the job or not?


[1] Rem Koolhass, “Pearl River Delta,” Anyhow, Cambridge, MA/New York: MIT Press/Anyone Corporation, 1998, p.182

[2] Graham Owen, “Introduction” in G.Owen (ed.), Architecture, Ethics and Globalization, Londres: Routledge, 2009. p2

[3] Proyecto de Foster en Astana

[4] Pierre de Meuron en « The bird’s Nest »

[5] Graham Owen, “Introduction” in G.Owen (ed.), Architecture, Ethics and Globalization, Londres: Routledge, 2009. P8

[6] Idem p8

[7] Idem p10

Anuncios
1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: