archivo

Archivo de la etiqueta: la sociedad

aravena

Alejandro Chicote

``The majority of people spoil their lives by an unhealthy and exaggerated altruism – are forced, indeed, so to spoil them. They find themselves surrounded by hideous poverty, by hideous ugliness, by hideous starvation. It is inevitable that they should be strongly moved by all this… it is much more easy to have sympathy with suffering than it is to have sympathy with thought. Accordingly, with admirable, though misdirected intentions, they very seriously and very sentimentally set themselves to the task of remedying the evils that they see. But their remedies do not cure the disease: they merely prolong it. Indeed, their remedies are part of the disease.´´
Oscar Wilde

Esta frase se encuentra al comienzo del ensayo The Soul of Man under Socialism, escrito en 1881, hace más de cien años. Es interesante que un tema social tan importante como la pobreza y la caridad puedan tener una lectura tan parecida en un lapso de tiempo tan grande, pero si indagamos un poco en cómo la sociedad de hoy en día afronta este problema, empezamos a ver ciertas diferencias en las distintas partes que intervienen en el proceso. Como Slavoj Zizek, expone en su vídeo First as tragedy, then as farce (1), el capitalismo sufre un cambio de modelo crucial después de 1968. A partir de esto momento, la caridad se vuelve una de las bases de la economía mundial. Read More

 

big

Alejandro Chicote

Las cada vez más potentes maneras de representación de los proyectos a través de imágenes creadas por ordenador así como los nuevos medios de comunicación de masas que permiten llegar de manera sencilla a una gran cantidad de personas han puesto en el mapa a toda una serie de arquitectos que se mueven como pez en el agua en la sociedad de la información. Saben emplear las redes sociales para adquirir notoriedad con asombrosa facilidad y  sin una gran cantidad de proyectos construidos o publicados ya son muy reconocidos. La lectura que hacen de los cambios que sufre la sociedad es perfecta: saben cuál es el nuevo personaje que la gente busca idolatrar y se convierten en él. Si hasta hacia poco la figura altiva y divina de los arquitectos estrella era lo deseado, ahora la sociedad busca un personaje más cercano y simpático. Siguen el ejemplo de los grandes comunicadores de la época, como Steve Jobs, y lo aplican a su discurso literalmente. Read More